Vie. Jun 14th, 2024

El bloque de Senadores de Unión por la Patria está a la espera de respuestas de la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, para abrir la cámara alta y debatir en sesión especial el Decreto de Necesidad y Urgencia emitido por el presidente de la Nación, Javier Milei.


La mendocina Anabel Fernández Sagasti criticó la gestión de Villarruel, acusándola de «incumplir los deberes de funcionaria pública».

Todas las semanas

Ante esta situación, el bloque ha anunciado su determinación de insistir «todas las semanas hasta lograr tener una sesión para dar tratamiento al DNU que tiene en vilo a los argentinos».


Advertencias sobre el respeto a la ley y la voluntad de dialogar

La senadora Juliana Di Tullio advirtió sobre las consecuencias de violar la ley que tendrá que afrontar Villlarruel, citando las palabras de Milei: «Dentro de la Ley todo, fuera de la Ley nada».
A pesar de ello, expresó la disposición del bloque para dialogar: «Vamos a insistir todas las semanas para que haya sesiones».

Alertó que este DNU busca reformar «de facto» la Constituciòn nacional.

Reclamo de transparencia y debate público


El senador José Mayans, presidente del interbloque de Senadores de Unión por la Patria, encabezó la conferencia y enfatizó la importancia de debatir los temas de interés público “de cara al pueblo argentino”. Se espera discutir cuestiones como la reforma del Estado y la privatización de empresas estatales, además de abordar cómo el DNU afecta a las provincias.


Mayans estuvo flanqueado por las senadoras Alicia Kirchner (ex gobernadora de Santa Cruz), Claudia Ledesma Abdala de Zamora, de Santiago del Estero; Anabel Fernández Sagasti de Mendoza, la porteña Juliana di Tullio de Unidad Ciudadana, y la catamarqueña Lucía Corpacci, en segundo plano estaban las demás senadoras y senadores de otras provincias.

«Era una oportunidad para que cada senador expusiera sus fundamentos al aceptar o rechazar el DNU, ya que este se encuentra vigente y está generando consecuencias significativas», afirmó Mayans.
El DNU aborda la cuestión laboral y la Reforma del Estado, que busca privatizar más de 40 empresas estatales.


Mayans dejó claro que el bloque se opone a la privatización de entidades como el Banco Nación, YPF, el sistema de energía nuclear, el sistema provisional, el FGS, o la reforma lisa y llana de corpus legales como el Código Civil Aduanero y Comercio Exterior.

«Los códigos de fondo no pueden ser tratados por DNU, ya que esto está expresamente prohibido por la Constitución. Es un DNU en conflicto con la Constitución», alertó.

Además, expresó que la falta de debate de todos estos temas, como quiere el gobierno de Milei, es casi un cierre de parlamento como método, comparándolo con una dictadura.

«Queremos discutir cada uno de los temas de cara al pueblo argentino», subrayó el senador.

Ejemplificó: «Si se trata el tema del endeudamiento público, queremos hacerlo frente al pueblo argentino», e instó a la presencia de funcionarios de cada área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *