Dom. Feb 25th, 2024

En una entrevista con Jorge Rial en C5N, el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, arremetió contra las propuestas de Javier Milei, presidente de la Nación, a quien señaló como alguien que «se carga a todos» al buscar retroceder cien años en la historia argentina. Moreno, aludiendo a Milei como un «anarco-capitalista», destacó la complejidad de realizar una auténtica revolución, afirmando que «no hay revolución si no destruís el statu quo».

«Al hacer la revolución se construye el nuevo statu quo que garantice la supervivencia de las instituciones para que otra revolución fracase. Así son todos los procesos», dijo, mencionando los casos de Lenin, Mao o Perón.

«Es aquí cuando empieza a emerger la figura clave de la defensa del statu quo, de quienes consideramos que esta revolución de Milei es incorrecta. Por lo tanto, (los peronistas) somos ahora defensores del statu quo. Como decía el General Perón: ‘de joven: incendiario, de viejo: bombero’», añadió.

«La defensa del statu quo se da con una institución clave: La Justicia, y dentro de ella el presidente de la corte», agregó. «Sabiendo que cumple un rol fundamental, el presidente de la corte habló dos veces. En la primera dijo, cuidado con Malvinas; en la segunda dijo: cuidado con la dolarización. Si la quieren hacer, hay que cambiar la constitución. Y el lunes ya empezó a hablar de la racionalidad», recordó Moreno sobre los dichos del titular de la Corte.

«Este decreto de Milei no es razonable porque generó una conmoción en el aparato reproductivo nacional. Hay negocios de 40 o 50 años de existencia que no saben cómo seguir, como los laboratorios, los despachantes de aduana e incluso los medios de comunicación, afectados por los anuncios de que van a venir con satélites. Guarda muchachos, que no se puede conmocionar el aparato productivo, porque entonces el statu quo tiene que empezar a trabajar», añadió.

De hecho, Moreno señaló que las fuerzas productivas, empresarios y movimiento obrero, «se ponen a trabajar dentro del peronismo». «No somos la lucha de clases los peronistas, nosotros somos la armonía entre el capital y el trabajo. Y este Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de Milei, le pega al capital y le pega al trabajo», sintetizó.

«Imaginate el caso de los laboratorios nacionales farmacéuticos, que tienen 40 o 50 años, y ahora (desde la Presidencia) les vienen a decir que va a venir uno de otro país, de la India, a traerte remedio, que la boleta…

«Tiene derecho Milei a hacer una revolución, pero para eso tiene que hacer una revolución en contra de las instituciones, y no está haciendo eso».

«La opción a este modelo es una opción de producción y trabajo. Sin embargo, no será Lousteau, el presidente de los radicales, quien traiga esa alternativa para poner al país a trabajar, ya que Lousteau sirve para otras cosas, pero no para trabajar».

«Lo único que queda es el peronismo; no obstante, los peronistas nos tenemos que organizar despacio, tranquilos, eligiendo a los mejores. Este proceso necesita unas semanas o meses», expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *