Dom. Jul 14th, 2024

En la pared lateral de la Biblioteca de la UNPA Unidad Académica Caleta Olivia, donde antes predominaba la monotonía del blanco, ahora irrumpen colores y mensajes que inspiran a la reflexión.

En el ingreso a la Universidad de la ciudad, la artista plástica Violeta Aragón y su co-creador Gonzalo Jaime han dado vida a una obra que combina la filosofía antigua con la cosmología contemporánea.

Acompañados por figuras de filósofos griegos conversando, los murales se convierten en un tributo al pensamiento y al conocimiento que trasciende las épocas.

Violeta Aragón, quien ha estado trabajando en diversos espacios de Caleta Olivia, explica: «Somos parte de un proyecto del Patrimonio Cultural, y a partir de ahí, desde la pandemia, pudimos retomar el proyecto y realizar esta parte de la pared. El proyecto incluía la parte delantera».

El mural no se limita a representaciones clásicas de filósofos, sino que se adentra en la cosmología y la tecnología espacial. Gonzalo Jaime detalla: «Tiene que ver con la cosmología, cómo se pensaba en la antigüedad y cómo, a través de elementos tecnológicos como el telescopio espacial, obtenemos imágenes más profundas del cosmos. Esto cambia la forma en que interpretamos la realidad y nuestras ideas sobre el Big Bang y cómo se creó el universo a partir de la nada».

Además de los filósofos y la cosmología, el mural incorpora otros elementos que dejan una impresión duradera. Un agujero de gusano y representaciones de procesos biológicos, como la mitosis celular, se entrelazan con la idea del conocimiento que alberga la biblioteca, considerada la cuna del saber.

Este proyecto no es solo una expresión artística, sino una forma de dotar de contenido discursivo a la sociedad local. La intención es clara, como afirma Violeta Aragón: “ver que Caleta tenga un mensaje, sea distinto, también modificar los espacios. Por ahí se habla mucho de hermosear, y no me gusta tanto que esté focalizado en eso, sino que tenga contenido. Gonzalo fue explìcito, que tenga contenido y llevar un mensaje, y que la historia quede escrita en los murales, que en algún momento pasará el tiempo y quedará como patrimonio de la ciudad”.

Los artistas no planean detenerse aquí, ya que seguirán creando en otros lugares. Su objetivo es claro: infundir significado en los murales para que Caleta Olivia sea un lugar donde el arte y el conocimiento se entrelacen y enriquezcan la vida de la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *