Dom. Feb 25th, 2024

“Guardianas del Agua”, es un documental que muestra la lucha de tres mujeres mapuches en aquel triángulo socio-cultural, geográfico entre Chubut, Río Negro Y Neuquén, en el “Puel Mapu”.

La producción la realizó este año un colectivo de artistas y activistas denominado “Nómadas Comunicación Feminista”, entre las que están Gabriela Wutrich y Lorena Ocampo, con quien pudimos contactar para la entrevista.


Algunas tienen formación audiovisual, otras son comunicadores sociales o docentes.
La película patagónica puede verse en la plataforma Cont.ar y en Canal Encuentro.


“Semana Sur”, el programa que conduce Marcelo del Valle Romero, en El Caletense Radio, se comunicó con las dos comunicadoras, quienes residen en El Bolsón.

Video de la entrevista en El Caletense Radio de la provincia de Santa Cruz.


Este colectivo se vincula a las comunidades de Las Huaytecas (Río Negro), Costa del Lepá y Vuelta del Río, cerca del Maitén.
Gabriela relató que como grupo activista se conformó cerca del 2016, “en un contexto de lucha por defensa del agua”; mientras que, en enero de 2017, suceden los hechos de violencia por la represión lanzada por el Gobierno de Mauricio Macri, con Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad, en la “Pul of en resistencia”, en el departamento de Cushamen, donde hubo heridos; y fue, precisamente, en ese lugar donde tiempo después desapareció Santiago Maldonado.
De hecho, los miembros de este colectivo acompañaron en la búsqueda del joven, hasta que, lamentablemente, se encontró el cuerpo muerto en el río.


En todo ese cruento contexto, las realizadoras conocieron a las mujeres mapuche en resistencia.
Decidieron hacer una película, ante la oportunidad de producirla a través de una ayuda del programa del Ministerio de Cultura de la Naciòn: “Renacer Audiovisual”.


La decisión de las realizadoras fue la de hacer protagonizar a las “mujeres mayores”, María Luisa Huincaleo, de la Lof Fentren Kimün, de Costa de Lepá, Gualjaina, Chubut; Segunda Huenchunao, comunidad Vuelta del Río, de El Maitén, Chubut y Mirta Ñancunao, de la Comunidad Las Huaytecas, en Río Foyel, El Bolsón, porque para el pueblo mapuche es importante la palabra de las personas de más edad, hay un respeto a ellas.


Aclararon que, en general, todas las comunidades mapuche están en resistencia por el agua, la tierra y el bosque en esas regiones, por lo que esas mujeres representan a otras en lucha ante el avance de propietarios terratenientes contra los bosques, o el “acecho” que las va “acorralando” a las comunidades como en el caso de La Vuelta del Río, que las “separan de la fuente de agua”.
A ello se suma, la lucha contra las explotaciones mineras y también la intención de una hidroeléctrica en la región.

El ideario social y artístico

Lo que se puede ver en el film, además, es a ese grupo que no es mapuche, pero que vive en el territorio, y que adhiere a la lucha desde hace mucho tiempo. Y claramente con una postura ideológica feminista y ambientalista.


Está más que claro ese ideario en las escenas dentro de una legendaria radio, las conversaciones de dos conductores en la FM Alas que tiene más de 25 años de existencia; también en la película participan artistas y músicos, como el grupo teatral “Contragolpe”, grupo de danzas “Las Leonas”, Anahí Mariluán y Anahí Pereira con la música.
“El pueblo mapuche tiene una responsabilidad ancestral respecto al cuidado; pero quienes habitamos este territorio nos comprometemos también y acompañamos y actuamos en defensa de nuestro territorio”, definió Gabriela.
El objetivo del film es que el mensaje salga también fuera de la comarca andina, y que “se pueda generar diálogo, para comprometernos socialmente en el cuidado”, y aprovechando el conocimiento que tiene el pueblo mapuche para protegerlo.
Para cerrar la entrevista, la pregunta se centró en el avance de las ideas negacionistas de ultraderecha en la Argentina. “Repudiamos todo avance de negacionismo, no sólo de la dictadura, sino al negacionismo de los derechos reconocidos y ganados, que están de algún modo poniéndose en juego mañana mismo si esos personajes llegan al poder”, dijo Gabriela.
Se refirió concretamente “a las identidades que han luchado muchísimo por el reconocimiento social como los pueblos originarios, como las personas lesbianas, travestis, no binaries, intersexuales que vemos amenazadas nuestras existencias con estos discursos de odio y acciones repudiables”.
Todas estas cuestiones traslucen en la película, escena por escena. El film es una manera de abrir la cortina mediática nacional y ver que en esa región bulle –en el buen sentido del verbo- varios grupos de personas que resisten todo: las “topadoras” ideológicas hipercapitalistas, las topadoras de terratenientes, las topadoras militarizadas, como los mapuche lo vienen haciendo desde hace siglos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *