Dom. Feb 25th, 2024

La senadora María Belén Tapia, perteneciente a la coalición Juntos por el Cambio, se prepara para buscar la reelección en las elecciones de octubre. En las recientes PASO, logró imponerse en su frente, ganando la contienda interna frente a la fórmula encabezada por Eduardo Costa. En una entrevista con el periodista Marcelo del Valle Romero en el programa «Semana Sur» de El Caletense Radio, la senadora compartió su visión sobre la próxima etapa electoral y su relación con otros candidatos en la carrera por el Senado.

En octubre, Tapia se enfrentará a competidores de diversos frentes, entre ellos, la fórmula de Alicia Kirchner y Pablo González, representando a Unión por Todos; José María Carambia, candidato del frente liderado por Claudio Vidal, Por Santa Cruz; y el Frente de Izquierda.

Respecto a su relación con Claudio Vidal, senador por Unión por la Patria, Tapia enfatizó su compromiso de trabajar en beneficio de Santa Cruz, más allá de las diferencias políticas previas. Afirmó que apoyará leyes de alcance nacional que también tengan en cuenta las necesidades específicas de su provincia.

En lo que respecta a las elecciones de octubre, Tapia se posiciona junto a la candidata a presidenta, Patricia Bullrich.

Más allá de que no apoyó al electo gobernador Claudio Vidal desde su espacio político y la alianza electoral, si es reelegida senadora, ¿cómo será la relación qué tendrá con él?, se le preguntó.

Ella respondió:

“Siempre estuve a disposición no solo del gobierno provincial, sino también de los gobiernos locales. Desde el día en que asumí, me puse a disposición de todos los intendentes. La experiencia fue totalmente diferente, y creo que tiene que ver con nuestra forma de entender la política.

“Durante mis dos primeros años, trabajé en conjunto con muchos intendentes del Frente para la Victoria. Por ejemplo, con el intendente de Puerto Deseado, logramos que se aprobara una ley para que el municipio pudiera adquirir terrenos que pertenecían a la Armada. En ese momento, el gobierno de Cambiemos manejaba la Agencia de Bienes del Estado, pero desde mi despacho me puse a disposición y logramos que se generara esa ley.”

“Siempre busco encontrar soluciones para los vecinos, independientemente de quién obtenga el crédito. Por lo tanto, esta colaboración ocurrió en el gobierno de Macri. Cuando llegó el gobierno de Cristina Fernández, intenté nuevamente, incluso en medio de una pandemia con graves inundaciones que afectaron a los productores ganaderos. Intenté establecer conexiones desde los ministerios nacionales, ya que soy senadora nacional, y la respuesta fue que debíamos trabajar con el gobierno provincial, ni siquiera querían considerarme como intermediaria.”

“Esto me da una idea de que cuando la línea nacional y provincial están en sintonía, no se necesitan intermediarios. Creo que merecemos la oportunidad de tener un gobierno nacional y provincial que trabajen juntos para el beneficio de los ciudadanos.”

“Además, durante mi tiempo como senadora, hubo muchos programas nacionales que no pudieron implementarse en los municipios porque faltaban las firmas de los ministros o secretarios de Estado del gobierno kirchnerista. Esto significa que había oportunidades para mejorar la vida de nuestros ciudadanos que no se aprovecharon debido a la falta de cooperación entre los niveles de gobierno.”

En cuanto a cómo será su posición en el Senado, en un nuevo período, ella dejó traslucir que estará en sintonía con Vidal, al menos más que lo estaría Alicia Kirchner si es electa senadora nacional.

“Si es Alicia Kirchner la senadora por Unión por la Patria y ellos, Vidal y Alicia, hasta el 13 de agosto se decían que eran diferentes. Claudio Vidal dijo que era opositor. O sea, Alicia no va a ser su senadora o senadora del espacio”, afirmó.

“Todas las cosas que acordemos desde el Senado, como leyes macro, o sea, leyes que afectan a todo el país, tendrán en cuenta lo que la provincia necesita, y por supuesto, serán acompañadas por el gobierno y los pedidos para mejorar la vida de los Santa Cruceños. Pero no porque sea Claudio Vidal, sino porque siempre me he esforzado por representar los intereses de la provincia y sus ciudadanos de la mejor manera posible”, añadió.

Recordó que solo pocas veces votó proyectos en desacuerdo a temas provinciales. “Ha habido momentos en los que hemos estado en desacuerdo, como cuando se trató el presupuesto. En ese caso, Juntos por el Cambio no votó a favor del presupuesto, pero eso se debió a que se incluyó en una sesión en la que también se trataba la terna de jueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Piedra Buena, que era altamente cuestionada por nosotros como oposición”, explicó.

“La terna había tenido dictamen previo y se llevó a la sesión, pero fue retirada de la misma en ese momento debido a la falta de consenso, incluso dentro del bloque oficialista. Cuando se volvió a tratar, se incluyó junto con el presupuesto en una sesión, lo que nosotros consideramos un intento de engañarnos. Por lo tanto, no avalamos esa sesión, ni proporcionamos el quórum necesario, aunque estábamos presentes. Consideramos que, dada la cantidad de juzgados federales en el país, era una burla que solo se trataran lo de Piedra Buena, lo cual tomamos como una falta de respeto hacia los santacruceños.»

Además, la senadora comentó:

«Yo viví los dos últimos años de la gestión de Macri y otros cuatro años de la gestión del presidente Fernández y la vicepresidente. Ahora, en esta campaña, me estoy posicionando junto a la candidata Bullrich. Mi mensaje para la ciudadanía se enfoca en los resultados de mi gestión como senadora y en la necesidad de un cambio en la dirección del país. Estamos comprometidos en trabajar por un futuro mejor para todos los argentinos.»

«En las PASO, hubo un alto porcentaje de votos en blanco en algunas categorías, lo que indica que la ciudadanía está descontenta. Queremos mostrarles que no somos lo mismo que los que han gobernado durante décadas en nuestra provincia. Trabajaré para convencer a la gente de que su voto es importante y que necesitamos un cambio en la dirección del país y la provincia.»

«Para responder a eso, me gustaría comentar un poco sobre mis casi seis años de gestión como senadora. He vivido los dos últimos años de la gestión de Macri y otros cuatro años en un Congreso completamente diferente bajo la presidencia de Alberto Fernández y la vicepresidencia de Cristina Fernández. Durante los dos años de la pandemia, viví la realidad de que el oficialismo tenía una mayoría en el Congreso, lo que significaba que todas las leyes que se sancionaron en ese período fueron el resultado de consensos y acuerdos con el peronismo federal, que lideraba Cristina Fernández de Kirchner y que conformaba el bloque de Unidad Ciudadana.

“Cuando asumió Fernández en 2019, en el Senado quedamos en una situación en la que ellos tenían una mayoría de 38 senadores. Durante estos dos años de pandemia, todas las leyes se sancionaron con la necesidad de consensos y acuerdos debido a la falta de mayoría simple. En esta coyuntura, las leyes que se lograron aprobar estaban orientadas hacia cuestiones sociales, como la prevención del grooming, y la regulación del teletrabajo, aunque esta última resultó ser controvertida y no tan beneficiosa como se esperaba, lo que generó desgaste en el proceso legislativo”.

“En mi opinión, es fundamental tener un equilibrio de fuerzas en el Congreso, ya que algunas leyes no pueden ser sancionadas con mayoría simple y requieren una mayoría especial de dos tercios del cuerpo para ser aprobadas. Esto promueve el diálogo y la coordinación entre diferentes fuerzas políticas, lo que puede resultar en leyes más consensuadas y efectivas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *