Dom. Feb 25th, 2024

Claudio Vidal, el recién asumido gobernador de Santa Cruz, expresó en su primer discurso un firme compromiso con el cambio y la superación de las dificultades que ha enfrentado la provincia en años anteriores. Ante una audiencia numerosa en el gimnasio polideportivo del gremio petrolero en Río Gallegos, Vidal destacó que su administración buscará construir un futuro más promisorio para las próximas generaciones, enfocándose en los pilares de educación, trabajo y producción.

Durante aproximadamente 20 minutos, Vidal señaló que su gestión se desmarcará de la prepotencia, soberbia y corrupción del pasado, marcando así el fin de una etapa caracterizada por la concentración de poder y decisiones erróneas. Aunque no hizo referencia directa a la asunción presidencial de Javier Milei, indicó su firme posición en defensa de la soberanía de los recursos provinciales, subrayando la resistencia frente a la adversidad y el poder.

En un tono reflexivo sobre sus orígenes humildes y las lecciones aprendidas de su madre, Vidal agradeció a su familia por inculcarle valores como la perseverancia, la honestidad y la solidaridad. Sin buscar revancha, enfatizó la importancia de dejar atrás la división y la mala política, comprometiéndose a liderar un gobierno que respetará los límites establecidos por la Constitución, las leyes y las instituciones provinciales.

Al describir los tres ejes fundamentales de su gestión, Vidal reiteró su enfoque en la educación, el trabajo y la producción como pilares clave para el desarrollo de Santa Cruz. Finalizando su discurso con una llamada a la unidad y al trabajo conjunto, expresó su confianza en la guía divina y el apoyo de la comunidad para llevar a cabo una administración sensata y apasionada.

En su discurso, el gobernador electo hizo un duro diagnóstico de la situación actual de Santa Cruz, que calificó de «insostenible». Afirmó que el gobierno saliente dejó «aguas envenenadas» y que el pueblo está «lleno de carencias», a pesar de contar con todos los recursos. Asimismo, cuestionó el ciclo político que dominó la provincia durante 30 años y que no logró resolver los problemas estructurales.

«Es hora de hablar de frente y de hablar con la verdad. Venimos de un ciclo político de más de 30 años en Santa Cruz. Un ciclo político que puso presidentes, vicepresidentes y gobernadores durante más de 30 años ¿Y cuál es el resultado? Seguimos sin poder tener más de 80 días de clases, seguimos dependiendo del empleo público y de la plata que nos manda nación, seguimos teniendo miles de santacruceños bajo la línea de pobreza. Tenemos los recursos, tenemos gas, petróleo, carbón, oro, plata, actividad pesquera, energías renovables, turismo y servicios; tenemos todo, pero a la vez, demasiado poco para el pueblo. Tenemos todo, pero tenemos un 43% de pobres y regiones de la provincia que han sido completamente olvidadas. Tenemos un déficit fiscal anual en Servicios Públicos de 21.600 millones, en Distrigas de 4.800 millones, en la Caja de Servicios Sociales de 42.000 millones, en los Municipios de 12.000 millones y en la Caja de Previsión de 48.000 millones y si hoy tuviéramos que dar un aumento a los trabajadores estatales NO HAY FONDOS. La situación actual es insostenible. Lamentablemente, somos el resultado de demasiados fracasos, conflictos y una corrupción desmedida. Los que se van dejan aguas envenenadas. La provincia está devastada, en muy malas condiciones. Fueron años de políticas nefastas, años de reglas poco claras. Quiero que sepan, yo no sigo esas reglas; me sumé a la política para cambiarlas», expresó Vidal.

Educación

El nuevo gobernador de Santa Cruz también anunció que uno de los ejes de su gestión será la educación. Señaló que es necesario garantizar el derecho a la educación de todos los niños, niñas y jóvenes de la provincia, y que para ello se implementarán políticas públicas que mejoren la calidad educativa, la infraestructura escolar, la formación docente y la inclusión social.

«Este gobierno tendrá a la educación como una de sus columnas fundamentales. No podemos seguir permitiendo que nuestros hijos pierdan días de clases por falta de mantenimiento, de calefacción, de agua o de luz. No podemos seguir permitiendo que nuestros docentes no tengan las condiciones laborales y salariales que merecen. No podemos seguir permitiendo que nuestros jóvenes no tengan oportunidades de estudio, de capacitación, de inserción laboral. Vamos a hacer una revolución educativa en Santa Cruz, porque sabemos que la educación es la herramienta más poderosa para transformar la realidad», afirmó Vidal.

Producción

Otro de los ejes que planteó el gobernador electo fue la producción. Destacó que Santa Cruz es una provincia con una gran vocación productiva, que cuenta con recursos naturales, energéticos, mineros, pesqueros, turísticos y agropecuarios. Sin embargo, dijo que es necesario generar un marco regulatorio que favorezca la inversión, el desarrollo y la generación de empleo. Asimismo, dijo que se impulsará el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, que son las que sostienen la economía local.

«Es la hora de unir a toda Santa Cruz para favorecer el desarrollo industrial. Es la hora de generar un marco regulatorio que incentive la inversión, el desarrollo y la generación de empleo. Es la hora de fortalecer a las pequeñas y medianas empresas, que son las que dan trabajo a nuestra gente. Es la hora de diversificar nuestra matriz productiva, de aprovechar nuestros recursos naturales, de cuidar nuestro medio ambiente, de potenciar nuestro turismo, de impulsar nuestra actividad agropecuaria. Es la hora de producir más y mejor en Santa Cruz», sostuvo Vidal.

Trabajo

El tercer eje que mencionó el gobernador electo fue el trabajo. Reconoció que la provincia atraviesa una situación de crisis laboral, con altos índices de desempleo, precarización e informalidad. Dijo que se buscará revertir esta situación, generando más y mejores puestos de trabajo, tanto en el sector público como en el privado. También dijo que se reducirá el gasto público innecesario, que se optimizará la gestión estatal y que se exigirá el cumplimiento de las obligaciones laborales a todos los trabajadores.

«Es la hora de que el estado dé respuestas y así recuperar la confianza de toda nuestra gente. Es la hora de reducir el gasto público innecesario, de optimizar la gestión estatal, de transparentar las cuentas públicas. Es la hora de generar más y mejores puestos de trabajo, tanto en el sector público como en el privado. Es la hora de que todos los trabajadores cumplan con sus obligaciones laborales, sin privilegios ni acomodos. Es la hora de que el trabajo sea digno, justo y equitativo en Santa Cruz», declaró Vidal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *