Dom. Feb 25th, 2024

“Vuelve a navegar el wampo”, es decir, vuelve a navegar un elemento, una canoa hecha de conífera, que les servía a los mapuches de los lagos a relacionarse como lo hacían sus antepasados.

«Vuelve a Navegar el Wampo», dirigida por María Manzanares, recupera parte de la cultura mapuche lacustre.
Un documental que filma todo el proceso, desde la investigación histórica, la construcción del wampo, hasta que se echa a andar por las aguas de un lago cercano al Nahuel Huapi.

“Semana Sur”, el programa de radio semanal en El Caletense Radio, nos da la posibilidad de dialogar con hacedores del cine argentino, y el patagónico en especial.

Ver cine argentino, primero, y latinoamericano después, nos permite construir un “mindset” de imágenes y sonidos que nos acercan. En tiempos de velocidades estridentes, ver una película en donde se ahueca un árbol regional, y luego se hace una ceremonia para que empiece a navegar, es alternativo.
Hablamos con Adrián Moyano, quien desde hace muchos años participa en investigaciones y difusión de la cultura mapuche. Es, además, pareja de Anahí Mariluán, una destacada cantante mapuche, quien procuró la música principal del film.

A través del programa “Renacer Audiovisual” del Ministerio de Cultura, se produjo el ciclo nacional de documentales en el que está incluida esta película, que por estos días puede verse a través de la plataforma Cont.ar y también por Canal Encuentro.

«El guión de la película o la idea de hacer la película surge de un hecho que sucedió realmente, aunque en la película está ficcionado”, comenzó explicando Adrián Moyano.
“Cuando fui a presentar mi libro, estaban presentes en el auditorio varios de los integrantes de la comunidad mapuche que tiene su espacio territorial en el Lago Correntoso, en el Noroeste del Lago Correntoso, en el sur de Neuquén. Y bueno, ese libro mío es un recorte de tres siglos de historia mapuche vista desde aquí, desde el territorio del Nahuel Huapi, o sea, del Nahuel Huapi como territorio, no solamente refiriéndome al lago, sino a un espacio territorial bastante más amplio”.
“En un pasaje de la presentación, efectivamente conté que había evidencia arqueológica además de crónicas históricas muy antiguas donde se referían a los puelche como gente navegante. ‘Puelche’ en mapuzungun significa gente del este, y era gente navegante, que se valía de al menos dos tipos de embarcaciones, y una de esas embarcaciones eran los ‘wampos’, canoas hechas a partir de un tronco de coihue. Canoas ‘monóxilas, dicen los biólogos. Bueno, y cuando terminó la presentación del libro, se acercó Lucas Quintupuray, quien efectivamente es el lonko de la comunidad y con quien nos conocemos hace muchísimos años. Me preguntó si estaba documentado de cómo se hacían esas antiguas canoas, sus antiguos ‘wuampos’. Yo, en ese momento, le dije que sí, que yo no había profundizado en mi libro sobre la cuestión manual de cómo se hacían esos ‘wampos’ porque mi interés era otro. Mi interés era descolonizar la historia mapuche en este territorio, pero que si a él le interesaba, yo podía buscar porque eso está registrado como mínimo en las crónicas de Diego de Rosales, que anduvo por acá en 1640, y también de otros cronistas, tanto del lado chileno como del lado argentino”.
“Dicho y hecho, busqué esa información, la compartimos y mientras estábamos charlando, surgió en primera instancia la decisión de Lucas, que es carpintero y tallador en madera y artista, de ver si se podía recuperar la fabricación de un ‘wampo’. Él después lo llevó a su comunidad, y la comunidad asintió. Y bueno, en el transcurso, también surgió la idea, en este caso de Anahí Mariluán, que aportó la música al documental».

Adrián Moyano viene trabajando sobre la comunidad mapuche, desde Bariloche, desde mediados de los 90.

El recuerda que en esos años solamente hablaban mapuzungun “unos poquitos viejitos en el campo”, y que “ahora, felizmente, hay gente joven, de 30 años, de 40 años, que no hablaba mapuzugun desde la cuna, no era su lengua materna, pero ahora lo puede hablar corrientemente y lo puede enseñar. Así que, si bien de 2016, de 2017 a esta parte, se desató sobre el pueblo mapuche una represión política muy intensa y que no ha aflojado del todo, yo creo que en términos culturales, se está mejor que hace 25 años y que el futuro en ese sentido es bastante promisorio”.

En la nota, no podíamos dejar de tocar el tema de cómo la derecha viene desembozada y violenta con la intención de arrasar con los discursos reivindicativos de los pueblos originarios.
Adrián, sin embargo tiene una respuesta: “Yo suelo decir que más difícil la tuvieron los abuelos o bisabuelos, Namuncurá, Inacayal y otros, la tuvieron muchísimo más difícil, y no solo sobrevivieron, sino resguardaron una cultura que estuvo contra las cuerdas. No hay por qué negarlo, una cultura y un pueblo que estuvo contra las cuerdas, pero se las arregló para resistir, se las arregló para persistir. Y si no pudieron Roca, Valdivia, Bernal, los Saavedra en Chile que van a poder esta manga de payasos que tienen chances de acceder al gobierno. Está bueno reivindicar también al pueblo mapuche no solo como víctima de genocidio, sino también como que presentaron de alguna manera su combatividad, no como la comunidad mapuche ante el avasallamiento de ejércitos, de todos estos presidentes, colonizadores, o militares que han gobernado por siglos la Argentina y Chile también.»cracked ground texture

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *