Vie. Jun 14th, 2024

En una charla con el programa “Semana Sur”, Pedro Cormack, vocal por los Docentes de las Escuelas Públicas en el Consejo de Educación de Santa Cruz (CPE), aborda la incertidumbre sobre los 180 días de clase, el complejo escenario salarial, y la lucha contra irregularidades en la asignación de cargos.


La primera pregunta fue sobre la garantía de los los 180 días de clase. Una pregunta que lleva implícito también la cuestión de su papel en ciclos anteriores, puesto que Cormack fue secretario general de ADOSAC, en momentos de mucho conflicto también.


“Todo depende de la realidad cambiante y de las paritarias”, respondió. Dependerá, dijo, de la política del Gobierno provincial, ya que al Gobierno nacional le importará menos, puesto que el presidente Milei convirtió al Ministerio de Educaciòn en una Secretaría.


Por ahora, los docentes tienen una suerte de mínima actualización salarial con la “cláusula gatillo”, pero regirá sólo hasta fines de este mes de diciembre. “Esperemos que eso continúe”, expresó Cormack, “que se garantice en el 2024 y, además, un aumento al sueldo básico claro, y que marque de alguna manera una compensación por la pérdida (del poder adquisitivo) que tenemos todos los días”.


Cormack también apuntó otro dato, porque, si bien es cierto, el país y la Provincia entrarán en realidad compleja por falta de recursos, “es cierto también que las regalías petroleras aumentan un 100 por ciento”. Por ende, para él, no debería existir el argumento en Santa Cruz de “no tenemos plata” para dar un aumento de sueldo.


“Lógicamente no estamos para tirar manteca al techo”, admitió, pero reafirmó: “todo el peso de esta situación tiene que caer sobre los trabajadores”.


En la próxima semana, se anticipa una última sesión extraordinaria del Consejo Provincial de Educación, afirmó. Se espera que, para el día 20, se concrete una reunión paritaria entre el Ejecutivo y los sindicatos docentes.


Subrayó la necesidad de mantener una continuidad en el trabajo, más allá de los recesos y las vacaciones, reconociendo que cambiar radicalmente la situación educativa “no ocurrirá en unos pocos días”, aunque es imperativo “comenzar con las urgencias”.


Cormack destacó “la importancia de ser protagonistas” en los cambios y transformaciones educativas, siempre manteniendo coherencia y “resistiendo ante cualquier intento de reducción de derechos”.
Expresó la esperanza de que el año 2024 “sea un periodo donde se logre cumplir con la mayor cantidad posible de días de clase, solucionando problemas de infraestructura y mejorando la calidad educativa”.
Además, señaló que se están descubriendo situaciones irregulares en educación, como la existencia de cargos políticos inventados, lo que ha llevado a exigir acceso al liquidador docente para asegurar transparencia en la asignación de cargos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *