Dom. Feb 25th, 2024

En el programa Semana Sur que conduce Marcelo del Valle Romero en El Caletense Radio, dialogaron los dueños de la empresa Petromark, que acaba de cumplir 39 años de existencia. A la charla se sumó el periodista Emir Silva para comprender la historia y el presenta de esta firma.

Petromark nació el 1 de noviembre de 1984. Es una empresa familiar, al mando de los Twardowski, Matías y Gustavo (padre e hijo) y tiene alrededor de 400 empleados en las dos cuencas: Golfo San Jorge y Neuquina; más servicios en Río Negro, sur de Mendoza, y parte de La Pampa.
En Santa Cruz brinda servicios a las tres grandes operadoras: YPF, CGC y PAE; en Neuquén a YPF, PlusPetrol, Tecpetrol, Shell y Pampa, tanto en yacimientos convencionales y no convencionales.
La base de esta firma en la cuenca neuquina, está desde mucho antes del boom de Vaca Muerta, hace 22 años exactamente, en el yacimiento Loma La Lata.

LOS INICIOS

Matías reseñó que él ya venía desde hace varias décadas en la actividad petrolera, trabajando en “un cargo de cierta relevancia en la YPF de Río Gallegos”, luego en Astra en los yacimientos de zona norte; posteriormente en una empresa contratista como gerente comercial zonal.
Fue en esa etapa, cuando pergeñó un proyecto propio, y eligió crear una “empresa de ingeniería” para “diferenciarse”, ya que para contratos por otros servicios más comunes siempre “había más candidatos”.
“En cambio esto que propusimos no lo hacía cualquiera”, dijo. Admitió que la empresa YPF dio gran impulso a su empresa, porque apostó al servicio que Petromark estaba ofreciendo, especialmente a la protección catódica.
Twardowski comentó que arranca su empresa brindando servicios en la inyección de agua de recuperación secundaria en el pozo 012 de Cañadón Seco.
En marzo, Petromark se hizo cargo del servicio de la planta de Agua de Mar en Caleta Olivia (ubicada en donde está la UNPA UACO actualmente), durante cinco años continuos.
La tarea que hacían los equipos en esa planta era tomar el agua marina, se le quitaba impurezas y luego se la desoxigenaba y se enviaba por un acueducto hasta un tanque, en donde, a su vez, bombas lo reenviaban al sistema de recuperación secundaria. “Llegó un momento en que manejábamos toda la recuperación secundaria completa”, recuerda Matías.

Twardoski dijo que su orgullo empresarial sucedió en 2001, cuando lo llamaron casi de urgencia, unos ingenieros de YPF de Neuquén. En ese entonces, el yacimiento “estrella”, Loma La Lata, tenía un grave problema con la protección catódica. Y el que les podía salvar de esa situación era Petromark.
Les pidieron que en un breve tiempo se instalara allá.
“Allí arrancamos con una cuadrilla de cinco personas. Ese fue el comienzo de Petromark en Neuquén”, comentó. Ahora en esa provincia son 250 personas.

EL GRAN PROYECTO DE LABORATORIO EN VACA MUERTA

Gustavo, el hijo de Matías, arrancó en mayo de 2002 haciéndose cargo de parte de la empresa.
Su aporte fue acompañar la complejización tecnológica que requieren estos tiempos.
Con laboratorios químicos de análisis de hidrocarburos, de corrosión y otros, fue incrementándose la capacidad de la infraestructura en Santa Cruz, Chubut y en la zona de Vaca Muerta, en Neuquén.
En cuanto a la diferencia de la etapa inicial de la empresa con esta época, Gustavo expresó que “se fue tecnificando, y fue creciendo en expansión geográfica y cantidad de empleados”.
Mencionó el “proyecto importante en Neuquén, con un laboratorio de análisis químico” en el centro de Vaca Muerta.

“Tenemos base operativa allá, pero no teníamos laboratorio. Lo estamos empezando este año con la obra. Con una inversión importante, se hará en varias etapas. Dependerá mucho de que nos permitan importar equipos”, comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *